¿QUE ES TANATOPRAXIA?

La Tanatopraxia en Argentina, en la mirada de un especialista, Daniel Carunchio


En este espacio que se me ha permitido evidenciar la evolución de la tanatopraxia dentro de mi país (Argentina), comenzaré el texto con una breve introducción del desarrollo de la misma en la actualidad y continuaré con algo de historia dentro de mi experiencia vivencial respecto al tema.


La industria funeraria en la actualidad implica innovaciones permanentes, dado el caso lo ideal no debería ser para abarcar gran competitividad comercial, sino por el contrario tratar de permitir la homogenización en la oferta de servicios (su calidad y sus precios) ya que considero que esta técnica debería estar reglamentada/legalizada en este país, en donde a pesar de que en unos pocos sitios se han hecho ciertas normativas al respecto, todavía queda mucho por recorrer, resumiendo, debería ser fundamental y en pro del aspecto higiénico - sanitario de los mismos, siendo además implementadas (ya como parte del servicio), por todas las empresas a nivel nacional y también en centros de salud donde fallece un gran número de pacientes, no dejando exento al área forense y morgues.


Haciendo un poco de historia, mi incursión en la tanatopraxia y su evolución e incorporación en sus actividades empresariales hasta la actualidad me ha hecho pasar por muchas vivencias a lo largo de la capacitación en la misma.
A inicios del año 1978 he ingresado a Cochería Paraná como cadate, en donde el propietario era el Sr.Péculo Alfredo, quien a partir de allí fue mi guía en varios aspectos, con el transcurso de los años he rotado por los distintos departamenetos que componían la empresa con el fin de aprender y especializarme cada vez más en el sector .
Dentro de ese período he descubierto que en la empresa era necesaria una persona especializada en la conservación y presentación estética de los fallecidos, destacando que de todas formas el trabajo que allí se realizaba era de muy buena calidad para la época y comentado por los clientes, como ser …”Los muertos de Péculo son los mas lindos”…
Fotografía: Sr.Alfredo Péculo (qepd)

En el año 1988 he conversado con el Sr.Péculo (quien tenía una buena visibilidad comercial), para evaluar la posibilidad de viajar a capacitarme al exterior contando con la ayuda de la empresa respecto a la financiación de mis viajes, fue así como me he contactado con Don Fernando Arango Madrid de la funeraria San Vicente de la ciudad de Medellín / Colombia ; A quien nombro sin inconvenientes ya que fue la persona que me ha abierto las puertas de su empresa y de un abanico de conocimientos de una manera, si se quiere, muy paternal.
Don Fernando (personalidad de mucho carácter) me ha dejado bajo las instrucciones de un Sr llamado Américo, el cual contaba con una larga trayectoria en San Vicente y fue quien me guió desde el primer momento.
Después de unos meses en Medellín y ya de regresoa la Argentina he comenzado a poner en práctica lo aprendido, incorporándolo a mi trabajo en Cochería Paraná, en donde tanto el gerente como los deudos estaban satisfechos con la presentación final del difunto.
Pasado un lapso de tiempo, continúo investigando sobre el tema y contacto con el embalsamador Don Mario Lacape , dueño de una empresa en Guatemala (Funerales Reforma), quien al igual que Don Fernando me ha recibido en su casa como uno mas de la familia y me enseñó muchos secretos que no me habían compartido en Colombia.
En mi retorno a Buenos Aires me he puesto en contacto con el Sr. Lacape para dictar el primer curso de tanatopraxia en la Argentina, claro está que yo como su discípulo y ayudante local .A partir de aquí continué capacitándome en diferentes países y asistiendo a muchos congresos (Continué en Guatemala con Lacape, y seguí por China, Rusia, Holanda, , Panamá, Estados Unidos, Brasil, El Salvador, etc.), y a la par dictando cursos en diferentes lugares, incluso internacionalmente.

Del dictado de cursos aquí y en otros países han salido excelentes alumnos, algunos han continuado practicando la técnica y hoy por hoy además de incluírla en sus empresas también están dictando cursos y ayudándome a su divulgación, realmente un orgullo tanto por haberlos preparado e inicializarlos en el tema, como también por haber sido el primer responsable traer la técnica de tanatopraxia a la Rep.Argentina.

A partir del año 2000 ya comenzamos de lleno con el dictado de los cursos en la Argentina, simultáneamente, Junto al Dr Herman Antía Montoya (Decano de la Universidad de Investigacion Judicial del Instituto tecnológico de Antioquia- Colombia), hemos participado en la creación de la tecnicatura en tanatopraxia junto a otros reconocidos tanatoprácticos como ser mis grandes amigos Camilo Jaramillo ,Don Fernando Arango y un colega de Puerto Rico) realizando el primer dictado del curso en dicho instituto.
Con la visita del Dr. Antia a la Argentina (2001), y con su solicitud de conocer la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, nos hemos presentado en la cátedra de anatomía siendo recibidos por el Dr Horacio Alejandro Conesa (qepd), quien con su mejor predispisición nos permitió un recorrido por la facultad y la cátedra, comenzando así a solicitar la preparación de algunos cuerpos con fines educativos, aunque el Dr. Conesa manifestaba sus dudas respecto a la técnica, enseguida corroboró la correcta conservación de los cuerpos cuando el mandaba a retirarlos entre 40 y 60 días posteriores de haberlos entregado. A partir de ese instante he sido propuesto como Subdirector de la morgue (en vinculación con el ahora Ex instituto J.J Naón el cual era dependiente de la Facultad de medicina de la UBA), y así comenzaron los cursos en la universidad).

En este aspecto sigo luchando actualmente para su incorporación como tecnicatura universitaria, a pesar de ello es complicado su inclusión, pero no pierdo las esperanzas de pensar que puede concretarse como en otros países y ser una carrera a futuro con salida laboral y muy buenos profesionales formados.
El sector funerario es un ente de gran dinamismo que crece permanentemente y por ello requiere del personal adecuadamente capacitado para lograr un buen desarrollo, creo que tanto el ámbito legislativo como las instituciones educativas deberían trabajar proponiendo las capacitaciones correspondientes permitiendo una rápida disposición de personal a las empresas funerarias que lo necesiten,otorgando de esta forma una garantía de crecimiento.

Desde el año 2013, me he independizado abriendo mi propia funeraria (Carunchio – Péculo), desde la cual presto una gran variedad de servicios .. desde el ámbito funerario-exequial-ceremonial, hasta tanatopraxia-reconstrucción y cursos sobre la misma, en mi propio tanatorio allí instalado (Tanatorio H.Antia).
Durante éstos últimos años he realizado múltiples reformas para poder ofrecer en la actualidad cada vez mejor calidad en los servicios, y continúo aún viajando para actualizarme en todos los niveles, en especial en técnicas tanatoprácticas, ya que he incorporado la venta de productos químicos, instrumental y equipamientos para tal fin.

En cierto modo,un poco esta fue mi historia hasta la actualidad, la cual concuerda con la evolución de la tanatopraxia en mi país ya que he sido el pionero desde hace años y continúo trabajando junto a mi equipo para su divulgación e implementación a nivel nacional.